FANDOM


Episodio 3
Portada - Ep3
Kanji 春の中
Rōmaji Haru no naka
Opening Hikaru Nara
Ending Kirameki
Anterior Episodio 2
Siguiente Episodio 4

En la primavera (春の中, Haru no naka) es el tercer episodio del anime Shigatsu wa Kimi no Uso. Fue transmitido el 23 de octubre del 2014.

Adaptación

Este episodio se adaptó basándose en el capítulo 3 y 4 del manga.

Personajes

Lista de personajes por orden de aparición:

Argumento

Gofre de manzanas

El famoso platillo de gofres.

La camarera del restaurante se disculpa por la demora y un delicioso platillo de gofres con manzanas, nueces y caramelo aparece sobre la mesa.

La cliente resulta ser Kaori, quien está muy emocionada por probarlo de una vez; tanto que incluso no sabe por dónde empezar y le toma una foto. Acompañada de Kousei, quien se pregunta que hace ahí y porque ahora pasó de ser el "amigo A" al sustituto. La conversación empieza tranquilamente y descubrimos que a Kaori le encantan los postres pero no sabe cocinar.

Kousei viendo a Kaori

Kousei observando a Kaori comer.

Kousei la queda mirando, pensando en que a pesar de hacer grandes interpretaciones con su violín, es una chica normal después de todo.

De pronto un sonido familiar los interrumpe; las teclas de un piano emiten una melodía, "un piano feliz", aunque Kousei al ver que una maceta de flores está encima del instrumento siente lástima ya que la humedad puede afectar al artefacto. Las que tocan el piano son dos niñas pequeñas interpretando «Estrellita» de Mozart.

Kaori y las niñas

Kaori se acerca a las niñas.

Kaori se acerca a ellas y las anima a seguir practicando mientras Kousei infiere que ella se lleva bien con los niños porque tienen la misma edad. Al mismo tiempo, Kaori decide jugarle una broma a Kousei y termina metiéndolo en el asunto diciéndole a las niñas que él tocaba el piano muy bien.

Las niñas, muy emocionadas, corren hacia Kousei rogandole que les enseñe pero él niega que toque; e incluso antes de que termine por rechazar a las niñas Kaori lo golpea para que lo haga.

Las niñas del piano

Los rostros de las niñas.

Kousei se siente abrumado tras ver los rostros llenos de alegría de las niñas... y la cara endemoniada de Kaori... por lo que de alguna manera accede a tocar un poco. Ya en el piano, las niñas empiezan a tocar mientras Kousei poco a poco toca una que otra tecla para complementar la melodía.

Acompañados del canto espontáneo de Kaori, la pieza empieza a tomar forma; pero súbitamente los dedos de Kousei se mueven a una velocidad extraordinaria haciendo que la simple e infantil canción aumente su nivel de dificultad.

Kousei se detiene

Kousei se detiene de pronto.

La forma de tocar era impresionante incluso si la pieza parecía simple al inicio, haciendo que todos los comensales volteen a ver. Todo iba de maravilla y todos disfrutaban la interpretación, hasta que Kousei se detiene abruptamente.

Sus manos temblaban y sólo alcanzo a disculparse con todos, decepcionando un poco a las niñas que habían quedado encandiladas con su talento pidiéndole que no se detuviese y dejando algo atónita a Kaori.

Kousei y Kaori con el gato

Kaori y Kousei conversando.

La velada termina y con Kaori satisfecha ya están listos para partir. Ella sale del restaurante y de pronto se encuentra con una escena peculiar. Era Kousei acompañado de un pequeño gato negro intentando alimentarlo y Kaori se emociona mucho ya que a ella también le gustan los gatos, a lo que Kousei le dice que él antes tenía un gato parecido. De pronto Kaori saca el tema del piano, y él se sorprende un poco ya que ella ya lo sabía; incluso Kaori nombra todas las competencias en las que Kousei había triunfado en el pasado.

Definitivamente Kaori lo conocía, "el niño prodigio"; el talento al que todos los músicos de su edad aspiran. ¿Por qué dejaste de tocar? Esa pregunta hace que Kousei sienta una sensación de soledad y tristeza, y da su respuesta: "No puedo oír el piano..." Kaori le reclama, ya que antes en el restaurante estaba tocando el piano prefectamente; entonces Kousei le explica que al principio puede escuchar pero luego de que se deja llevar por la música, el sonido se retuerce y desaparece por completo. En sí, lo único que Kousei no puede escuchar es el piano que él mismo toca.

Kaori regaña a Kousei

Kaori regaña a Kousei por su actitud.

Es un castigo, puede escuchar sus dedos al presionar las teclas del piano pero no el sonido que se reproduce. Esta sombría narración irrita tanto a Kaori que llama a Kousei "niño mimado" y le reclama lo deprimente que es. Aún estando triste y destrozado en lo más hondo, ¡debes tocar!

Kaori expresaba sus sentimientos sobre la música como podía; pero Kousei niega poder hacerlo ya que sólo ella resplandece.

Según Watari, uno resplandece al estar enamorado y Kaori "se enamora" de la comida e incluso de su violín y su música, por lo que Kousei puede entender.

Kaori recluta a Kousei

Kousei nombrado acompañamiento.

¿Cómo se llamaba este sentimiento? Kousei se da cuenta que lo que siente por Kaori en ese momento en una profunda admiración. De pronto, la situación cambia y Kaori nombra a Kousei su acompañamiento en la segunda ronda del concurso. ¡¿Ehh?! Imposible, imposible, imposible.

Kousei le replica diciendo que ya no puede tocar el piano pero Kaori insiste y con ese sentimiento "primaveral" nomina de todos modos al 'amigo A' como acompañamiento.

Kaori le tira un zapato a Kousei

Kaori le tira su zapato a Kousei.

Al día siguiente, un mañana normal empieza. Tsubaki está llegando a la escuela y de pronto una persecusión se inicia.

Resulta ser Kaori corriendo tras Kousei, quien se niega totalmente a ser su acompañamiento y huye de ella. Kaori incluso le tira su zapato golpeando a Kousei, pero este no se detiene.

Al parecer la canción elegida para el concurso será «Introduction et Rondo capriccioso» para violín de Saint-Saëns pero igual Kousei no quiere saber nada del asunto.

Al llegar a la escuela, Kousei logra escabullirse por las escaleras y despistar a su acosadora. Más tarde en la clase de economía doméstica, Kaori le dice a Tsubaki que había elegido a Kousei para ser su acompañamiento ya que tocaba muy bien el piano.

Tsubaki y Kaori hacen un plan

Tsubaki y Kaori inician su gran plan.

Tsubaki se sorprende, pero es que entre los músicos el nombre de "Kousei Arima" es bastante conocido; y lo que sorprende aún más es que Tsubaki está totalmente de acuerdo por lo que entre las dos empieza un macabro plan de convencer a Kousei para que toque otra vez.

Cuando suenan las campanas de la escuela, Kousei se encuentra caminando en el pasillo cuando de pronto empieza a sonar por los altavoces música clásica. Sí, es la pieza del concurso y se repetía una y otra vez.

Kousei se dirige al salón de música y se da con la sorpresa que las partituras de la canción están pegadas por toda el aula; ya sean ventanas, paredes e inclusive sobre el piano.

Pelota de acompañamiento

La pelota dice: ¡Toca su acompañamiento!

Todo esto es parte del plan de Kaori y Tsubaki para que Kousei acepte ser el acompañamiento. La treta empezaba a tomar forma, ya que incluso el pobre Kousei abría su cuaderno y encontraba las partituras; abría su casillero y explotaban miles de hojas de él ¡las partituras estaban ahí también!

En su casa, en su habitación, en su móvil, escrito en la pelota de baseball con la que Tsubaki lo golpea; en fin, en todos lados. Sin embargo, Kousei no para de decirse a sí mismo que es imposible.

Al final de las clases empieza a llover, Kaori y Tsubaki se dirigen a sus casas y toman el bus. La competencia era mañana y las chicas sabían que Kousei no se presentaría por lo que Tsubaki dice que deberían meterle más presión. Kaori se preocupa ya que siente que no está bien forzar a Kousei a hacer algo pero Tsubaki está decidida a hacer que Kousei vuelva a tocar como sea.

Tsubaki hablando sobre Kousei

Tsubaki hablando sobre Kousei.

Al ver su entusiasmo al hablar de Kousei, Kaori no duda en preguntarle si está enamorada de él; pero Tsubaki le responde que sólo es como un hermano menor inútil.

La verdad es que a Tsubaki no le importa si es que Arima deja el piano o no, pero le preocupa que quiera aferrarse a él como sea y es doloroso verlo así; es decir, si quiere dejar el piano entonces que lo deje porque así lo desea, sin remordimientos.

Al final, Tsubaki se baja del bus y Kaori sigue su rumbo; no sin antes ver que el bus tiene como próxima parada el hospital Totsuhara y que Kaori hace señales de que bajará ahí.

Al día siguiente, ya es hora de la segunda fase del concurso de violines en donde Kaori participará. Los intérpretes ya empezaron pero... ¿por qué Kaori no está allá? Es entonces cuando vemos que con todo su aliento, llega a la azotea de la escuela.

Kaori patea a Kousei

Kaori patea a Kousei en la cabeza.

Totalmente cansada, es sorprendida por Kousei quien se alarma al verla ahí ya que se supone que debería estar en el concurso. Kaori no dice nada, simplemente se dirige a él y de pronto lo patea en la cabeza. ¡Vine a buscarte!

Kaori le reclama a Kousei que lo estuvo buscando por todas partes, pero él le dice que no iba a ser su acompañamiento; y peor aún que aunque vaya, no saldría una buena presentación. Kousei simplemente no puede tocar el piano, pero esas no son más que excusas.

Kousei llora

Kousei admite tener miedo.

Kousei ya no puede más y llorando admite que tiene miedo ya que simplemente no puede oír el piano o lo que toca; que si sigue así estará solo y todo será oscuro como el fondo del mar.

¡Estoy yo! Kaori le sonríe, lo entiende, pero le dice que sólo puede ser él y nadie más quien toque junto a ella.

No importa todo lo demás mientras tengan la oportunidad y gente que los escuche, ¿verdad?

Estas palabras empiezan a darle coraje a Kousei, mientras que Tsubaki y Ryota lo buscan por toda las escuela. Kaori se propone a tocar con todas sus fuerza para alcanzar los corazones de la audiencia y que no la olviden.

Kaori llora

Kaori llorando le pide a Kousei que la ayude.

Kousei se siente abrumado al ver que Kaori sólo quiere tocar y no le importa si salga bien o mal.

De pronto, ella baja la cabeza y le pide una vez más a Kousei que toque junto a ella. Kousei no sabe qué responder; sin embargo, gotas caen al suelo, lágrimas de Kaori pidiendo auxilio ya que está a punto de desmoronarse.

Kaori se seca las lágrimas, Kousei se pone de pie, se acerca a ella y finalmente acepta ya que no puede soportar verla así.

Ambos se miran y Kaori finalmente sonríe, pero la conmovedora puesta es interrumpida por Tsubaki y Watari que de un portazo hacen su entrada a la azotea. Habían estado buscando a Kousei por horas y ahora que al fin lo encuentran simplemente le regañan. ¡Pero ahora lo que más importa es cómo llegar! Si corren llegarían en 20 minutos, pero eso sería excesivo ya que los chicos tienen que tocar; entonces a Watari se le ocurre una idea.

Los chicos en las bicicletas

Los chicos van en bicicletas hasta el concurso.

De la nada, el sonido de las ruedas contra el pavimento se hace más fuerte. Dos bicicletas se alzan en el aire y al caer de nuevo al suelo se dirigen a toda velocidad al auditorio. Eran los chicos que iban de dos en cada bicicleta pedaleando hasta más no poder. ¡Nunca subestimes a los miembros de los clubes deportivos! Nadie sabe cómo es que lograron esta locura, de quién eran las bicicletas ni nada; pero algo en Kousei definitivamente empezó a cambiar. La ciudad en la que vivía se empezó a teñir de color.

Navegación

Episodios del anime
← Anterior

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | OVA

Siguiente →